Atentado contra la vida del periodista hondureño, Félix Antonio Molina

La Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) denuncia que el pasado 2 de mayo de 2016, el periodista Félix Antonio Molina, sufrió un ataque contra su vida en la ciudad de Tegucigalpa, Honduras. 
 
Hombres de civil armados que se conducían en moto le dispararon a matar, ocasionándole graves heridas en sus piernas. El periodista Félix Molina, es el director técnico de la Asociación de Medios Comunitarios de Honduras (AMCH) y conductor del Programa de radio “Comunitarios”, que se trasmite todos los días en RDS Radio 89.9 y Radio Globo, y que es retransmitido por todas las emisoras comunitarias del país. 
 
Junto a las organizaciones sociales, medios comunitarios y defensores/as de los derechos humanos de Honduras y la región centroamericana, compartimos que el atentado contra el periodista Félix Molina no es un hecho aislado, pues se suma a la larga lista de agravios y atentados contra los y las profesionales de la comunicación y defensoras de los derechos humanos, como el perpetrado recientemente contra Berta Cáceres, asesinada el pasado 3 de marzo de 2016, en el municipio La Esperanza, Honduras. No existe duda que estos hechos son un intento de intimidación para silenciar la voz del periodista Félix Molina, que es un defensor de los derechos humanos de los pueblos indígenas, garífunas y mestizos, pero sobre todo defensor de los medios de comunicación comunitarios, el derecho a la comunicación y la Libertad de Prensa, y que paradójicamente hoy 3 de mayo se conmemora en todo el mundo este derecho. 
 
Ante esto, AMARC exige: 
1. El esclarecimiento rápido de este vil acontecimiento. Rechazamos los juicios que se están expresando por medio de las autoridades policiales, relacionándolo con hechos de delincuencia común, pues esto solo puede conducir a una mayor impunidad. 
2. Y reclamamos al Estado de Honduras la protección real de las y los defensores de derechos humanos y comunicadores/as, pue es claro que en este país ejercer el Derecho a la Libertad de Expresión es un delito y de alta de peligrosidad. 
 
¡Sin derecho a la comunicación, no hay democracia en Centroamérica! 

Centroamérica, 3 de mayo 2016
AMARC ALC

Photo: © DW