En el aniversario del ataque a Charlie Hebdo las voces disidentes deben ser protegidas

PEN International 7 enero 2016 (published on IFEX.org)
Picture © REUTERS/Charles Platiau

En el aniversario del brutal ataque a las oficinas de Charlie Hebdo nosotros, los abajo firmantes, reafirmamos nuestro compromiso con la defensa del derecho a la libertad de expresión, incluso cuando se está utilizando ese derecho para expresar opiniones que algunos pueden considerar ofensivas.

El ataque a Charlie Hebdo, que dejó 11 muertos y 12 heridos, fue un recordatorio espantoso de la violencia a la que los periodistas, artistas y otras voces críticas son sometidos en una atmosfera mundial marcada por la creciente intolerancia a la disidencia. Los asesinatos inauguraron un año que ha demostrado ser especialmente difícil para los defensores de la libertad de opinión.

Los actores no estatales perpetran actos de violencia contra sus críticos en gran medida con impunidad, incluyendo los brutales asesinatos de cuatro blogueros seculares en Bangladesh por parte de extremistas islámicos, y el asesinato de un académico, M M Kalburgi, que escribió una crítica contra el fundamentalismo hindú en India.

A pesar de la participación de los líderes mundiales en las calles de París, en un despliegue sin precedentes de solidaridad con la libertad de expresión tras los homicidios de Charlie Hebdo, los artistas y escritores enfrentan una intensa represión durante todo el año por parte de los gobiernos. En Malasia, el dibujante Zunar se enfrenta a una posible pena de prisión de 43 años por presunta "sedición"; en Irán, la dibujante Atena Fardaghani cumple una condena de 12 años por una caricatura política; y en Arabia Saudita, el poeta palestino Ashraf Fayadh fue condenado a muerte por sus ideas seculares, incluyendo la manera en que se expresa en su poesía.

Tal vez las amenazas de mayor alcance a la libertad de expresión en 2015 vinieron de los gobiernos, motivados aparentemente por razones de seguridad. Tras el ataque a Charlie Hebdo, 11 Ministros del Interior de los países de la Unión Europea como Francia, Gran Bretaña y Alemania emitieron un comunicado en el que pidieron a los proveedores de servicios de Internet de identificar y eliminar el contenido en línea “que tiene como objetivo incitar al odio y el terror”. En julio, el Senado francés aprobó una polémica ley que da amplios poderes a las agencias de inteligencia para espiar a los ciudadanos, ley que el Comité de Derechos Humanos de la ONU clasificó como "demasiado amplia".

Este tipo de respuesta gubernamental es escalofriante porque una amenaza particularmente insidiosa a nuestro derecho a la libertad de expresión es la autocensura. Con el fin de ejercer plenamente el derecho a la libertad de expresión, las personas deben ser capaces de comunicarse sin temor a la intrusión por parte del Estado. Según el derecho internacional, el derecho a la libertad de expresión protege también expresiones que algunos pueden considerar chocantes, ofensivas o perturbadoras. Es importante destacar que el derecho a la libertad de expresión significa que los que se sienten ofendidos también tienen el derecho de desafiar a otros a través del debate libre y la discusión abierta, o a través de la protesta pacífica.

En el aniversario de los ataques a Charlie Hebdo, nosotros, los abajo firmantes, llamamos a todos los gobiernos a:

  • Mantener sus obligaciones internacionales para proteger los derechos de libertad de expresión y de información para todos, especialmente para que los periodistas, escritores, artistas y defensores de los derechos humanos puedan publicar, escribir y hablar libremente;
  • Promover un entorno seguro y propicio para los que ejercen su derecho a la libertad de expresión, y asegurar que los periodistas, artistas y defensores de derechos humanos puedan realizar su trabajo sin interferencias;
  • Combatir la impunidad de las amenazas y violaciones dirigidas a periodistas y otras personas que ejercen su derecho a la libertad de expresión, y garantizar investigaciones imparciales, oportunas y exhaustivas que lleven a los ejecutores materiales e intelectuales de estos crímenes ante la justicia. Asegurar también que las víctimas y sus familias tengan acceso oportuno a compensaciones apropiadas;
  • Derogar normativas que restrinjan el derecho a la legítima libertad de expresión: leyes de seguridad nacional, sedición, obscenidad, blasfemia y leyes penales de difamación especialmente vagas y excesivamente amplias, y demás legislación utilizada para encarcelar, hostigar y silenciar las voces críticas, inclusive en las redes sociales y en línea;
  • Asegurarse de que el respeto de los derechos humanos está en el corazón de la política de vigilancia de la comunicación. Por lo tanto, las leyes y las normas legales que rigen la vigilancia de la comunicación se deben actualizar, fortalecer y poner bajo control legislativo y judicial. Cualquier interferencia sólo puede justificarse si está claramente definida por la ley, persigue un objetivo legítimo y es estrictamente necesaria para la finalidad perseguida.

Firmado por,

PEN International
ActiveWatch – Media Monitoring Agency
Adil Soz - International Foundation for Protection of Freedom of Speech
Africa Freedom of Information Centre
ARTÍCULO 19
Asociación Mundial de Radios Comunitarias - AMARC
Associação Brasileira de Jornalismo Investigativo
Bahrain Center for Human Rights
Belarusian Association of Journalists
Bytes for All
Cambodian Center for Human Rights
Canadian Journalists for Free Expression
Center for Independent Journalism - Romania
Center for Media Freedom and Responsibility
Comité para la Protección de los Periodistas
Comité por la Libre Expresión
Electronic Frontier Foundation
Federación International de Periodistas
Freedom Forum
Fundación para la Libertad de Prensa
Fundamedios - Fundación Andina para la Observación y el Estudio de Medios
Globe International Center
Independent Journalism Center - Moldova
Index on Censorship
Initiative for Freedom of Expression - Turkey
Instituto de Prensa y Libertad de Expresión - IPLEX
Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela
Institut Studi Arus Informasi (Institute for the Studies on Free Flow of Information)
International Federation of Library Associations and Institutions
International Press Institute
International Publishers Association
Journaliste en danger
Maharat Foundation
MARCH
Media, Entertainment and Arts Alliance
Media Foundation for West Africa
National Union of Somali Journalists
Observatorio Latinoamericano para la Libertad de Expresión
Pacific Islands News Association
Palestinian Center for Development and Media Freedoms - MADA
PEN American Center
PEN Canada
South East European Network for Professionalization of Media
Vigilance pour la Démocratie et l’État Civique

Danish PEN
English PEN
Finnish PEN
Flanders PEN
French PEN
German PEN
Icelandic PEN
Kurdish PEN
PEN Afrikaans
PEN Algeria
PEN Bolivia
PEN Bosnia
PEN Colombia
PEN Croatia
PEN Eritrea in Exile
PEN Ethiopia
PEN Japan
PEN Kenya
PEN Lebanon
PEN Mali
PEN Netherlands
PEN Nigeria
PEN Norway
PEN Peru
PEN Quebec
PEN San Miguel
PEN South Africa
PEN Trieste
PEN Turkey
PEN USA
PEN Zambia
Palestinian PEN
Portuguese PEN
Russian PEN
Slovenian PEN
Wales PEN Cymru