Día Mundial de la Libertad de Prensa 2015 - AMARC presenta un programa de protección jurídica internacional para radiodifusores comunitarios

Montreal, 30 de abril 2015. Con ocasión del Día Mundial de la Libertad de Prensa 2015, la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) presenta su programa mundial de promoción y protección jurídica internacional para el sector de los medios de comunicación comunitarios. A pesar de los grandes avances en la regulación de los medios de comunicación comunitarios, a nivel internacional y nacional, la falta de marcos jurídicos claros, o su ausencia total, sigue siendo un obstáculo para el pleno desarrollo del mencionado sector como un espacio de diálogo y debate público.

Recientemente esta dicotomía se hizo evidente. En el 2014 Radio Estéreo Luz y Radio La Voz de Sonora, localizadas en el lado oeste del departamento de Quiché, Guatemala, , se cerraron y sus equipos fueron incautados. En Egipto, Internet Radio Horytna recientemente fue perseguido por el uso ilegal del streaming. En abril de 2015, en México, Abel Manuel Bautista Raymundo, fundador y director de Radio Espacio 96.1 FM en Juxtlahuaca, estado de Oaxaca, fue asesinado. En Suecia, radios comerciales todavía están operando en las frecuencias de radios comunitarias. Esto indica que las licencias de radio comunitaria son cada vez menos un recurso para asociaciones sin fines de lucro y más una oportunidad para que los operadores comerciales puedan eludir el sector de la radio comercial formal y sus responsabilidades oficiales, incluidos los honorarios de la concesión al gobierno.

Estos ejemplos recientes nos muestran la necesidad de un Programa de Legislación Internacional para radios comunitarias. “Con este programa – comenta Francesco Diasio, Secretario General de AMARC – queremos abordar las cuestiones jurídicas relacionadas con los organismos de radiodifusión comunitaria con un enfoque tanto proactivo, como reactivo. El primer acercamiento fomenta y mejora la labor política para trabajar con otros representantes de organizaciones de la Sociedad Civi, asegurando la planificación de frecuencias, las normas técnicas de telecomunicaciones y radio, y el desarrollo de recuersos que den prioridad a las necesidades de la sociedad civil. Por otro lado, la creación de un programa legal permitirá apoyar al sector de los medios de comunicación comunitarios bajo la perspectiva de acceso (nuevas emisoras) y defensa (los organismos de radiodifusión en peligro)”.

Las radios comunitarias son actores de primera línea en la defensa dle derecho a la comunicación. Ellos son los garantes del pluralismo, defensores de la libertad de información e intercambio de ideas. Su contribución es crucial para el ejercicio de la libertad de expresión y la libertad de prensa.